Maibort Petit: Estas son las empresas que sirvieron para desfalcar a PDVSA con el Aban Pearl y el barco fantasma


Los responsables de los delitos cometidos contra el erario público venezolano cometidos con los contratos de arrendamiento de la plataforma de perforación Aban Pearl y el barco taladro Petrosaudí Saturn, requirieron de unos instrumentos que les permitieran llevar a cabo sus fechorías: las empresas Petromarine Energy Service LTD y Petrosaudi Oil Services (Venezuela) LTD. Aquí damos cuenta de ellas
Además de los protagonistas, las negociaciones para el arrendamiento de la unidad semi-sumergible Aban Pearl y de la unidad de Perforación Songa Saturn que representaron delitos que esquilmaron en cientos de millones de dólares el patrimonio de Petróleos de Venezuela, S.A., se requirieron unas empresas que sirvieran a estos sujetos para llevar a cabo la trama de corrupción que les permitió ponerle la mano y embolsillarse una gran cantidad de los recursos del erario público venezolano. En ambos casos, los contratos de alquiler se firmaron para que los equipos operaran en el contexto del Proyecto Mariscal Sucre enmarcado en el Plan Siembra Petrolera 2008-2013, pero lejos de redundar en beneficios para el país, solo significaron la afectación de las arcas nacionales dado que las negociaciones estuvieron plagadas de irregularidades que han pasado desapercibidas —por lo menos una gran parte de ellas— para los órganos de justicia.
Veamos en primer lugar el caso del Aban Pearl en el que PDVSA Servicios, S.A. suscribió un contrato de arrendamiento de la plataforma de perforación con la empresa Petromarine Energy Service LTD por USD 1.315.818.950,00 y una vigencia de cinco años que representó un sobreprecio de USD 662.475.000,00.
Petromarine Energy Service LTD actuó irregularmente como intermediaria en la negociación, toda vez que ese es un papel que solamente puede cumplir Bariven, tal como lo hemos explicado en entregas anteriores.
Ahora conozcamos en detalle a esta empresa intermediaria con la que la estatal petrolera venezolana firmó el contrato de arrendamiento de la unidad de perforación con un evidente sobreprecio y sin previo proceso de licitación como manda la ley. Se trata de una compañía registrada en Singapur en la Accounting and Corporate Regulatory Authority (ACRA), un oficina pública equivalente a un registro mercantil. En el  ACRA quedó asentada la conformación de la empresa con el número 200722556N, el 12 de agosto de 2008, a saber, sólo treinta y cuatro días antes de que Aban Offshore Ltd., verdadera propietaria de la plataforma de perforación, diera a conocer el 16 de septiembre de 2008, el contrato con Petromarine Energy Service  LTD.
De acuerdo al portal Find the company la empresa Petromarine Energy Services Ltd.[1] tiene su sede en el 30 Shaw Road, Singapur, 367957. Singapur, con número telefónico (656) 732-0968. De la compañía el sitio web refiere que es “una pequeña organización en la industria de las compañías de productos petrolíferos ubicada en Singapur, Singapur. Tiene 2 empleados a tiempo completo”. Una descripción que llama poderosamente la atención, sobre todo cuando se toma en cuenta que la citada empresa se hizo adjudicataria de un contrato de Petróleos de Venezuela, S.A. por la exorbitante suma de USD 1.315.818.950,00 por concepto de arrendamiento de la plataforma de perforación Aban Pearl.
Entretanto, la página The Green Book se refiere a la empresa con otro domicilio, a saber, el 3 Killiney Road #07-05 Winsland House 1, Singapur (239.519) y el teléfono +65 67328768. Fax +65 67320768. Correo electrónico: info@petromarine.sg[2].
Curiosamente, la Embajada de Venezuela en Singapur era para la fecha de la firma del contrato, el 3 Killiney Road # 07-03 Winsland House I, Singapur 239519, Singapur. Teléfonos (+65) 6491 1172 y (+65) 6866 1439 (Consulado), es decir, la empresa Petromarine Energy Services y la sede diplomática venezolana en Singapur eran vecinas. Posteriormente la empresa se mudó y sus teléfonos fueron desconectados.
Entretanto, el portal SGP Business refiere que la compañía fue constituida el 6 de diciembre de 2007 en Singapur y la dirección que ofrecen es el edificio Roche Building, encontrándose operativa y funcionando durante más de 10 años. Suponemos que esta es la dirección a la que se hubo mudado Petromarine luego de su vecindad con la sede diplomática venezolana. Este portal indica que “la actividad principal de la Compañía es el comercio mayorista general (incluidos los importadores y exportadores generales) con servicios de diseño y consultoría de ingeniería que respaldan la extracción de petróleo, gas y petróleo y actividades de exploración en alta mar como actividad secundaria”[3].
Esta misma página hace referencia a otras empresas de similar denominación, a saber Petromarine Engineering Singapore Pte. LTD., con el número de registro 201431702M, constituida el 24 de octubre de 2014, con sede en el 231 JALAN BESAR, SINGAPUR (208907)[4]. También a Petromarine Operations Pte. LTD., con el número de registro 201401991K, constituida el 20 de enero de 2014 en Singapur. La dirección de la empresa es 22 GEMMILL LANE, # 03-01, SINGAPUR (069257)[5].
De Petromarine Energy Service  LTD el portal Noticiero Digital[6] dice que está dirigida por Daphne Theodora Grek Yalipsos Casillas (mexicana, residenciada en Atenas, Grecia), Krishna Kumar Nittala (residente de Singapur), y Christof Schlaubitz (alemán, quien vive en las Residencias Partagás, La Castellana, Caracas, Venezuela), todos designados entre mayo y junio de 2008.
Los verdaderos dueños de Petromarine
Añade la publicación que la compañía es propiedad de una empresa registrada en Panamá llamada Inversiones Isapeco, S.A., cuyo domicilio registrado es un P.O. Box y su capital es de 10 mil dólares.
Inversiones Marítimas Isapeco, S.A. fue constituida el 18 de marzo de 1997, fecha que hace pensar que se trata de una empresa con más de dos décadas de estar establecida, sólo que esto es un hecho que responde a que en los paraísos fiscales es práctica común que los escritorios jurídicos mantengan un inventario de firmas registradas de larga data con el propósito de venderlas y los clientes las exhiban como compañías con años de fundada cuando en realidad no son más que empresas de papel. Uno de los objetivos que se persigue al registrar empresas en estos paraísos fiscales es mantener en el anonimato a los verdaderos propietarios, pues siempre se recurre a la táctica de nombrar encargados de las mismas a agentes locales.
Este fue el caso de Inversiones Marítimas Isapeco, pues en el Registro Público de Panamá es posible comprobar que la firma fue comprada por sus actuales y auténticos propietarios el 22 de abril de 2008, a tan solo tres meses y 19 días del registro en Singapur de Petromarine Energy Services LTD el 12 de agosto de 2008.
El portal Open Corporates da a conocer que Inversiones Marítimas Isapeco, S.A. tiene el número de compañía 327752, siendo su número original el 327752S, vigente a la fecha actual y erigida bajo la figura de Sociedad Anónima en Panamá. Como presidente y director de la empresa figura Jacob Abdiel Juliao; como agente, Greyci Batista; Juan Antonio Sánchez es el secretario y director; Marlene Appleton, la tesorera y directora; Winston Spadafora Franco y Winston Spadafora Galvez como suscriptores[7].
Un informe llegado a nuestras manos refiere que los verdaderos dueños mantienen el control de la empresa a través de poderes generales y amplísimos que delegan en la junta directiva ficticia de la sociedad. Tales poderes otorgados a los ya señalados vienen conferidos por Socorro Urdaneta, Rafael Hidalgo y Enoc Segundo Martínez Carrasquero. El poder se otorgó en el Registro Público de Panamá el 22 de abril de 2008 que, coincidencialmente es la misma fecha en que tomaron posesión Inversiones Marítimas Isapeco.
Un documento firmado y notariado por el anterior agente residente de la empresa, Eric Stanziola, hizo posible determinar que los propietarios a partes iguales de Inversiones Marítimas Isapeco, S.A. son Enoc Martínez e Hidalgo Socorro. Cada acción de las 50 que comprende el paquete, tiene un valor de USD 100.
Investigaciones permitieron determinar que el dueño de Petromarine posee otras empresas, entre ellas Astilleros de Venezuela, C.A., Astivenca[8], con sede en La Cañada de Urdaneta, Estado Zulia, y oficinas en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui.
Se trata de una compañía que mantiene contratos con PDVSA, casi siempre obtenidos por adjudicación directa y no por licitación como corresponde por ley. Fue así como en la empresa recayó la responsabilidad de prestar servicios costa afuera, tales como alquiler de buques de apoyo, actividades portuarias, alquiler de contenedores para el manejo de ripio, reparación del aeropuerto y del muelle de Carúpano. En estos contratos fue común la intervención de Ricardo Coronado.
En Caracas también fue registrada Petromarine con un capital de USD 500 y con Hidalgo Socorro como su representante legal.
El portal informativo El Pitazo[9] dio a conocer que Hidalgo Rafael Socorro Urdaneta es investigado en Guatemala por un escándalo financiero que provocó la intervención del Banco de los Trabajadores (Bantrab) por sospechas de haberse utilizado para la legitimación de capitales usando para ello una empresa propiedad de Socorro de nombre DHK Finance Inc., la cual está asentada en Panamá.
La nota refiere que Socorro originario de Maracaibo, nacido el 5 de abril de 1963 no tiene antecedentes penales en Venezuela, es socio de Enoc Segundo Martínez Carrasquero en por lo menos trece empresas en Venezuela, Panamá, Barbados y Estados Unidos, en total son propietarios de 34 compañías.
Los pocos datos de Socorro indican que tiene dos hijos, Hidalgo Enrique Socorro Romero y Carlos René Socorro Romero, que forman parte de al menos una empresa en Venezuela, donde también coinciden con los hijos de Martínez. Posee dos viviendas, un apartamento y una quinta en el sector Valle Frío de la ciudad de Maracaibo, pero investigaciones dan cuenta que desde el año 2010 su residencia oscila entre Miami y Singapur y ya realmente pasa muy poco tiempo en la capital zuliana.
Como direcciones en la ciudad de la Florida aparecen 6834 NW 113 Pl, Doral, FL 33178; 3100 NW 72ND AVENUE STE 108, Miami, FL, 33122; y 9533 NW 41 St, Miami, FL, 33178.
De su domicilio en Singapur no se obtuvo información.
Enoc Martínez viajó a Singapur para la firma del contrato de alquiler a PDVSA.
¿De quién es el Aban Pearl?
Cuando decimos que Petromarine Energy Service LTD es solamente una empresa intermediaria irregular en el negociación de arrendamiento del Aban Pearl, lo hacemos porque este papel le correspondería a Bariven en virtud de que la gabarra de perforación no es propiedad de la compañía que suscribió el contrato con PDVSA Servicios, S.A., sino de Aban Offshore Limited (AOL)[10], una empresa establecida en el año 1986 por un grupo de empresarios indios que vieron en los servicios de perforación mar adentro, una buena oportunidad de negocios.
Sus primeras incursiones en la actividad las hicieron a la compañía Oil and Natural Gas Corporation Ltd., (ONGC) en 1987.
Después, cuando el resto de las empresas dedicadas a la actividad se retiraron al haber pasado el boom de la actividad en la década de los ‘90, AOL decidió mantenerse en el ramo y aumentó su participación en el sector con la adquisición de nuevas plataformas y fusiones.
Desde entonces comenzó a adquirir equipos y en la actualidad, Aban Offshore Limited tiene en su haber veinte plataformas de perforación, así como un conjunto de unidades de producción mar adentro.
La expansión de la compañía le permitió contar ahora con varias filiales: Aban Energies Ltd, India, Aban Holdings Pte Ltd y Aban Singapore Pte. Ltd, Aban 7 Pte Ltd, Aban 8 Pte Ltd y Abraham Aban SA de CV, Aban Pearl Pte. Ltd4, Aban Internacional Norway AS, Sinvest AS, DDI Holding AS, perforación profunda Invest SA de CV, una perforación profunda Pte. Ltd., Deep Drilling 2 Pte. Ltd., Deep Drilling 3 Pte. Ltd., Deep Drilling 4 Pte. Ltd., Deep Perforación 5 Pte. Ltd., Deep Drilling 6 Pte. Ltd., Deep Drilling 7 Pte. Ltd., Deep Drilling 8 Pte. Ltd., Beta Drilling SA de CV, Empresa de Perforación SA de CV, Sinvest (Chipre) Ltd.
Resulta por ello sumamente curioso que PDVSA no advirtiera que la unidad semi-sumergible Aban Pearl no era propiedad de Petromarine Energy Service LTD sino AOL. Algo inexplicable, toda vez que en la Memoria y Cuenta del Ministerio del Poder Popular de Energía y Petróleo en la sección referida al contrato de arrendamiento de la plataforma, se asegura que la firma del convenio tuvo lugar después de la “… Conformación de un equipo de Negociación para la evaluación de estrategias y análisis respectivos de factibilidad de la contratación del servicio”, que estuvo seguida de una “Negociación entre PDVSA y la empresa Petromarine Energy Services LTD para contratación y puesta en operación de la unidad semisumergible Aban Pearl.”, según refiere el informe al que hemos hecho mención.
 
La estrategia
Agrega el informe que todo indica que Petromarine es solamente una empresa de maletín creada únicamente para hacer la negociación del Aban Pearl con PDVSA y para tratar de no levantar sospechas recurrieron al expediente —como lo señalamos líneas arriba— de utilizar una empresa con registro de vieja data.
¿Qué hicieron, entonces? Pues, procedieron a comprar una empresa registrada en 2007 que permanecía inactiva y existía solamente en el papel emitido por el registro de Singapur. Tenemos así, que la compañía Gerbera Limited, como para entonces se llamaba, pasó a ser la Petromarine Energy Services LTD que negoció con PDVSA Servicios el alquiler del Aban Pearl.
El capital declarado fue de 1,2 millones de dólares de Singapur que en dólares estadounidenses pasan a ser a 850.000.00, una cantidad insignificante al lado del descomunal monto del contrato que logró suscribir con la filial de Petróleos de Venezuela, S.A.
Volvamos a recordar la cifra: USD 1.315.818.950,00 que se otorgaron a una empresa de maletín obviando los procesos licitatorios a que obliga la ley y sin que nadie en la petrolera venezolana advirtiera que se estaba contratando con una firma sin capital, sin experiencia, que solamente buscaba esquilmar el patrimonio de la estatal venezolana.
Más aun, es impensable —y así lo expresa el informe del que hemos dado cuenta en estas líneas— que un contrato de tal envergadura se haya discutido únicamente en las oficinas de la filial de PDVSA sin haber pasado ante los ojos del presidente de la casa matriz y el resto de la directiva que lo acompañan. Más aún, habiendo hecho referencia a la negociación, el propio presidente de la república, Hugo Rafael Chávez Frías, tenía que haber tenido conocimiento de los detalles del contrato, dada la dimensión de la misma y la enorme cantidad de dinero que involucraba.
El daño
La negociación del Aban Pearl con Petromarine Energy Service supuso grandes pérdidas para Petróleos de Venezuela, S.A. y, por ende, para la república.
Aparte de las irregularidades ya referidas, la firma del contrato significó un sobreprecio que la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional que investigó la gestión de Rafael Ramírez como presidente de Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima, PDVSA, entre los años 2004 y 2014, estableció en USD 444.000,00 diarios.
Esta cantidad la determinó el ente parlamentario del diferencial que se obtiene de lo declarado por el Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo en la Memoria y Cuenta del año 2008, a saber, USD 730.000,00, y lo declarado en el reporte de la empresa Aban Offshore denominado “Aban Offshore Limited. Annual Report 2010-11”, donde dijo haber recibido una cantidad considerablemente inferior a lo informado por el despacho de gobierno y que ascendía a la suma de USD 286.000,00 diarios por motivo de la renta por alquiler.
La Comisión Permanente de Contraloría concluyó que la contratación del Aban Pearl afectó diariamente el patrimonio público en USD 444.000,00 que, al multiplicarse por el total de 580 días de alquiler, arrojaron un gran total de USD 257.520.000,00 equivale a Bs.553.668.000,00 en pago de sobreprecios que violan el ordenamiento jurídico venezolano.
El caso del Barco fantasma
Ahora refirámonos al contrato de arrendamiento del Petrosaudi Saturn con el que se pretendió poner remedio al mal sufrido por el hundimiento del Aban Pearl en las costas venezolanas.
Con el alegato de dar continuidad a las labores exploración costa afuera, se procedió a contratar también bajo la modalidad de adjudicación directa, el alquiler de la Unidad de Perforación Costa Afuera-Songa Saturn conocido como el Petrosaudi Saturn o como el “Barco fantasma”.
Esta negociación se llevó a cabo con la empresa PetroSaudi Oil Services (Venezuela) Ltd. por USD 1.302.645.907,86 por un periodo de 2.557 días equivalente a 7 años.
De esta compañía, el fiscal general de la república designado irregularmente por la irrita Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, se refirió como una compañía “que a pesar de su nombre es una empresa fantasma constituida en Barbados” y sin historial de trabajos en perforación Costa Afuera.
De Petrosaudi Oil Services (Venezuela) LTD., el portal Pymes Venezuela[11] sólo informa que es una empresa extranjera con sucursal en Venezuela. No ofrece detalles de su dirección, junta directiva, ni sobre el número de trabajadores que la conforman. Se limita a indicar el número del Registro de Información Fiscal, RIF, J299019909 y un número telefónico en el estado Sucre: 0294-3312922.
Por su parte, el sitio web OffShore Leaks Database[12] del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, ICIJ, dice que esta compañía fue registrada en Barbados.
En Bloomberg[13] se hace referencia a PetroSaudi Oil Services Ltd., como una empresa que ofrece productos y servicios relacionados con la exploración y producción de petróleo y gas. La Compañía compra y vende gas natural, gas licuado de petróleo, combustible para aviones, materias primas químicas y gasolina. PetroSaudi Oil Services opera a nivel internacional. Como dirección de la compañía refiere: Dhahran Road, PO Box 1648, Al Khobar, 31952. Arabia Saudi. Teléfono: 966-3-899-5555. Fax: 966-3-899-5270.
La página web de PetroSaudi Internacional LTD[14] dice que es una compañía fundada en 2005 por Tarek Essam Ahmad Obaid e inversores privados.
Precisa que la empresa reúne a un “equipo central de líderes altamente reconocidos y experimentados de la industria internacional del petróleo y el gas, energía alternativa, minería, infraestructura, materiales de construcción y sectores industriales generales que cubren una amplia gama de geografías y culturas comerciales”.
Sobre el cofundador, Tarek Obaid, refiere que es el director ejecutivo de PetroSaudi, responsable de la gestión general, la estrategia y las relaciones políticas de alto nivel del grupo. Agrega que “Tarek Obaid es un líder comercial con experiencia, que ha sido fundador e inversor en una variedad de negocios en los sectores de servicios financieros, tecnología e inmobiliario. Se graduó de la Escuela de Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown”.
Sobre su trabajo en Venezuela hace mención a la perforación del pozo Dragon-8 para quema en el campo de gas Mariscal Sucre.
El portal de la empresa hace referencia al PetroSaudi Saturn como una embarcación “construida en 1983 por Keppel Fels, en Singapur, que inicialmente se llamó Golmar Robert F. Bauer hasta 2005. Desde esa fecha lo nombraron Songa Neptune y Songa Saturn antes de denominado The PetroSaudi Saturn en noviembre de 2010.
Los describen como “uno de los mejores ejemplos de ingeniería marina. Un gigante monocasco de 135.8m x 23.2m que tiene un arqueo bruto de 10’155 toneladas y explora pozos de petróleo y gas mar adentro en el Mar Caribe. Esta descripción contrasta con la de “chatarra” que del taladro ofrecen expertos y el propio fiscal Saab.
Y es que no todos los informes sobre esta empresa y sus directivos son positivos. Por ejemplo, el portal Sarawak Report de la periodista de investigación británica, Clare Rewcastle Brown, nacida en la excolonia de la Corona Británica de Sarawak, refiere que petrolera PetroSaudi, sus accionistas y directores están bajo investigación.
Agrega que una carta enviada por el Departamento del Fiscal Federal Suizo a varios bancos por el escándalo surgido por las acusaciones de malversación de unos 700 millones de dólares que habían sido desviados de 1MDB (1Malaysia Development Berhard), un fondo de inversión regional de Malasia, a dos cuentas bancarias del primer ministro de Malasia, Najib Razak.
En medio de este embrollo, ha salido a relucir el accionista y director de PetroSaudi, Tarek Obaid, como un individuo cuyas finanzas están actualmente bajo investigación, lo cual incluye sus cuentas en JP Morgan Suisse, donde recibió pagos por un total de USD 105 millones de las compañías Good Star Limited de Jho Low y Acme Time, el 30 de octubre de 2009 por “Comisiones de corretaje” en el negocio de riesgo compartido de 1MDB[15].
El geólogo venezolano, Gustavo Coronel, denunció en su portal “Las armas del Coronel”[16], el 8 de marzo de 2016, que el verdadero propietario del Songa Saturn es la empresa Songa Offshore[17] la cual fue fundada en 2005.
En la nota, Coronel dice que Songa Offshore informó para ese momento que su subsidiaria Pegasus Investment firmó un convenio de reubicación para el Songa Saturn con una empresa no identificada para investigar posibles mercados en las Américas. De ser cierto esto, estaríamos en presencia de una repetición de la irregularidad cometida con el Aban Pearl al intervenir en la negociación con PDVSA una empresa intermediaria no autorizada para ello.
Gustavo Coronel agregó que PetroSaudi Oil Services es una empresa íntimamente relacionada con los jeques que controlan el poder en Arabia Saudita, sin experiencia operacional petrolera, dibujándose más bien como una empresa inversionista especulativa. La compañía figura, al parecer, como intermediaria en muchos de los contratos que la casa real saudí suscribe. Sobre Tarek Essam Ahmad Obaid dice que no es en realidad la cabeza de la compañía, pues el número uno parece ser el hijo del rey de Arabia Saudita.
Así tenemos que el nombre de la empresa Petrosaudi no es la primera vez que se ha visto involucrado en asuntos turbios.
La afectación
La contratación del barco fantasma para Venezuela significó, a criterio del fiscal Saab un fraude descomunal para la nación, toda vez que por un monto milmillonario se arrendó una nave que estuvo la mayor parte del tiempo en puerto sin cumplir el cometido por el cual se habían requerido sus servicios, es decir, que a pesar de que se pagaba una renta enorme, el gas que se supone debía extraer sencillamente no se extraía.
PDVSA Servicios procedió a la negociación sin estudiar otras ofertas y sin llevar a cabo el proceso de licitación a que obliga la ley, adjudicó de manera directa el contrato a Petrosaudi Oil Services (Venezuela) LTD.
Así, el presupuesto de la estatal petrolera se desangró desde 2010 con el alquiler del Petrosaudi Saturn con unos 461.000 dólares cada día, sin duda un sobreprecio pues en el mercado internacional es posible contratar embarcaciones recién construidas y con alta tecnología por una tasa diaria de 350.000 dólares. Y es que por el arrendamiento de un barco similar al “fantasma” no suelen pagarse más de 170.000 dólares diarios.
La fiscalía precisó que se desembolsaron del presupuesto de la estatal 1.175,3 millones de dólares que Patrosaudi Oil Services (Venezuela) LTD cobró sin falta aun cuando el barco estaba sin trabajar, pues una cláusula obligaba a PDVSA a cancelar el 95 por ciento de la tasa diaria de la embarcación cuando estuviera inoperativa.
Por otra parte, aun cuando el Petrosaudi Saturn se contrató para la exploración de 18 yacimientos de gas, solamente trabajó en cuatro pozos.
Como puede verse, las dos negociaciones emprendidas por PDVSA para llevar a cabo las operaciones costa afuera solamente han terminado siendo contrataciones que han afectado el erario de la principal industria de Venezuela, sin que desde las instancias judiciales se tomen acciones auténticamente efectivas que castiguen a absolutamente todos los responsables de tales atentados contra las arcas de la nación y no los remedos de justicia que en los últimos meses ha anunciado el fiscal designado por la irrita Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab.
[1] Find the company. Petro Marine Energy services LTD. http://listings.findthecompany.com/l/268837038/Petromarine-Energy-Services-Ltd
[2] The Green Book. Petromarine Energy Services Ltd. http://www.thegreenbook.com/companies/petromarine-energy-services-ltd/
[3] SGP Business. Petromarine Energy Services Ltd. https://www.sgpbusiness.com/company/Petromarine-Energy-Services-Ltd
[4] SGP Business. Petromarine Engineering Singapore Pte. LTD. https://www.sgpbusiness.com/company/Petromarine-Engineering-Singapore-Pte-Ltd
[5] SGP Business. Petromarine Operations Pte. LTD. https://www.sgpbusiness.com/company/Petromarine-Operations-Pte-Ltd
[6] Noticiero Digital. “El caso del Aban Pearl”. 11 julio de 2012. http://www.noticierodigital.com/2012/07/el-caso-del-aban-pearl/
[7] Open Corporates. Inversiones Marítimas Isapeco, S.A. https://opencorporates.com/companies/pa/327752
[8] Astilleros de Venezuela. http://www.astivenca.net/
[9] El Pitazo. “Empresario investigado en Guatemala alquiló a Pdvsa el hundido Aban Pearl”. 8 de abril de 2016. http://elpitazo.info/ultimas-noticias/hidalgo-rafael-socorro-urdaneta/
[11] Pymes Venezuela. Petrosaudi Oil Services Venezuela LTD. http://pymesvenezuela.com/ficha/petrosaudi-oil-services-venezuela-ltd-183875
[12] OffShore Leaks Database. PetroSaudi Oil Services (Venezuela) Ltd. https://offshoreleaks.icij.org/nodes/101733127
[14] PetroSaudi Internacional LTD. http://www.petrosaudi.com/en/
[15] Sarawak Report. “PetroSaudi’s Tarek Obaid Is Under Investigation By The Swiss Authorities – 1MDB Officials Named!”. 14 de Agosto de 2016. http://www.sarawakreport.org/2016/08/petrosaudis-tarek-obaid-is-under-investigation-by-the-swiss-authorities-1mdb-officials-named/
[16] Las armas del Coronel. “Gabarras y corrupción en PDVSA. Informe especial de Gustavo”. 8 de marzo de 2016. http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2016/03/gabarras-y-corrupcion-en-pdvsa-informe.html
[17] Songa Offshore. http://www.songaoffshore.com/
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: